Los valores medicinales del te verde

85

El té verde forma parte de la medicina oriental por lo menos desde hace unos 4000 años según los registros chinos, ya que brinda muchos beneficios saludables comprobados hoy científicamente, tales como; reducir el colesterol malo o LDL y aumentar los niveles de colesterol bueno o HDL, entre otros beneficios.

El té verde es muy rico en antioxidantes que reciben el nombre de galato de epigalocatequina (EGCG), los cuales se han relacionado eficaces en la lucha contra el cáncer, ya que poseen la capacidad de atacar a las células anómalas e inhibir su crecimiento.

Los franceses consumen una dieta muy rica en grasas, pero para desconcierto de la ciencia son menos propensos a padecer un ataque cardiaco, comparados con los americanos y del mismo modo el 75 por ciento de los japoneses son fumadores, pero se ven menos afectados por los efectos nocivos del cigarrillo, situaciones que se le atribuyen al consumo de Té verde.

El Té verde actúa como un agente protector ante el envejecimiento prematuro, así como de enfermedades mortales como el infarto de miocardio y el cáncer.

El té verde destruye las bacterias y por lo tanto previene la caries dentales, así como también los investigadores han encontrado que ayuda incluso a personas que hacen dieta, ya que facilita la administración o asimilación correcta de las grasas alimenticias, evitando que se depositen como grasas fijas en el organismo.

La diferencia básica entre el té verde y otros como el té oolong y negro es el estacionamiento o procesado, ya que todos proceden de la misma planta “camelia sinensis”, las hojas de té verde se cuece al vapor evitando que el EGCG, pierda su gran potencia como antioxidante natural, en contraste las hojas de te negro y oolong están fermentadas y por lo tanto EGCG se convierte en otros compuestos, aunque también eficaces para la prevención y lucha de diversas enfermedades.

Imagen: MF


Escribe un comentario