Los tres falsos mitos de la dieta equilibrada

Pirámide de alimentos

Como seguramente sabrás, llevar una dieta equilibrada es fundamental para vivir más y mejor, pero ¿sabemos realmente cómo hacerlo? Una buena referencia son las típicas pirámides de alimentos, pero no hay que tomárselas al pie de la letra, sino que hay que saber interpretarlas, ya que no suelen estar elaboradas por científicos, sino por profesionales del sector de la alimentación.

Dicho esto, tras el salto te ofrecemos tres consejos para llevar una dieta equilibrada centrados en otros tantos grupos de alimentos que quizá te abran los ojos respecto a algún hábito alimentario que has adoptado pensando que es plenamente saludable, cuando en realidad no lo es tanto.

Cereales: Los cereales siempre aparecen en la base de la pirámide de alimentos, pero cuidado, eso no quiere decir que podamos comer tantos como nos apetezca, ya que pueden ocasionar sobrepeso. Está bien tomar un par de tostadas por la mañana o un tazón de cereales; es un hábito que nos aportará una energía que nuestro organismo necesita, pero durante el resto del día debemos andar con ojo e intentar no abusar.

Leche: La creencia generalizada es que la leche es fundamental para los huesos, pero se han realizado estudios que determinan que en realidad no existe ninguna diferencia entre los huesos de las personas que toman mucha leche y los que no toman. Además, abusar de los lácteos puede causar daños graves en los intestinos.

Carne: La mayoría de las personas comen más carne de la necesaria en una dieta equilibrada. Como mucho, esta sólo debe estar presente en dos o tres comidas a la semana a menos que la persona practique ejercicio con regularidad. Decimos como mucho, porque cabe señalar que la ingesta de carne puede suprimirse sin ningún problema, ya que las proteínas que esta nos proporciona pueden obtenerse de los vegetales.


Escribe un comentario