Los sustitutos de las comidas

 Bol de cereales

Los sustitutos de las comidas han invadido los estantes de los supermercados. Basados en el principio del régimen hipocalórico, permiten controlar precisamente los aportes energéticos. Sin embargo, se deben utilizar con ciertas precauciones.

Principio: El principio de este método es el de reemplazar una o dos comidas al día a través de una preparación pobre en calorías. Esto permite teóricamente no superar las 1000 Kcal totales al día.

Estos sustitutos se suelen vender en polvos aromatizados, de vainilla o chocolate, y que se mezclan con leche desnatada, o unos preparados listos para tomar, como puré o postre. Cuando se consumen en vez de una comida, los sustitutos deben completarse con una fruta y un lácteo, con el fin de obtener una comida saciante y equilibrada.

Crítica: Estos preparados están por lo general bien equilibrados en el plano nutricional, a condición de realizar una verdadera comida a lo largo del día. Los sustitutos son interesantes cuando se utilizan en el marco de medidas globales que asocian práctica de un deporte y régimen variado. También son útiles para una dieta, después de un tiempo de excesos, o para preparar el organismo antes de una comida demasiado rica en grasas.

Más información – Espinacas, un alimento idóneo para perder peso


Escribe un comentario