Los regímenes no hacen adelgazar

Régimen

Antes de cada verano, todo el mundo habla de régimen y quiere perder peso, tanto los hombres como las mujeres. Y si os dijéramos que esto no sirve para nada. Hace algo más de un año que aparecieron los primeros resultados del estudio epidemilógico NutriNet-Santé lanzado en 2009.

Estas cifran indicaban que si ciertos regímenes podían efectivamente ser eficaces a corto plazo, generalmente estaban abocados al fracaso a largo plazo. Un año más tarde, conjuntamente con la llegada de los días soleados, y a menos de tres meses del comienzo del verano, estos famosos regímenes vuelven a surgir para presentar una figura más estilizada.

Resumir la alimentación a su aspecto calórico es demasiado reductor. Se trata de destacar los diferentes roles que pueden jugar los nutrientes, por ejemplo a nivel hormonal o estructural. Las proteínas, glúcidos, y lípidos no son simples motores energéticos, sino que hay que confesar que adelgazar implica mantener unos aportes inferiores al desgaste físico.

Para ello, se puede jugar con dos parámetros: las entradas y las salidas. La mayoría de los regímenes insisten de forma particular en las primeras, disminuyendo los aportes calóricos, normalmente gracias a una mejora de la parte de las proteínas, a la acción saciante, y a una disminución de los glúcidos y de los lípidos.

Evidentemente, este método permite obtener rápidamente excelentes resultados, puesto que el organismo tendrá que sacar de sus reservas los azúcares, y luego las grasas para garantizar su buen funcionamiento.

Más información – Consejos para perder 5 kilos en un mes


Categorías

Nutrición

Fausto Ramírez

Nacido en Málaga en 1965, Fausto Antonio Ramírez es colaborador asiduo en diferentes medios de comunicación digitales. Escritor de narrativa,... Ver perfil ›

Escribe un comentario