Los puerros, fuente de nutrientes

puerros

Los puerros contienen antioxidantes, concretamente flavonoides, que combaten las inflamaciones y luchan contra el impacto nocivo de los radicales libres sobre el organismo. Además, no conviene olvidar que los puerros contienen cantidades interesantes de vitaminas y de vitamina C, dos sustancias indispensables para depurar toxinas, combatir inflamaciones y alcalinizar el cuerpo.

Los puerros son bajos en calorías. Por lo tanto son aliados perfectos para esos momentos del año en los que deseamos perder peso. Los puerros contienen también una gran cantidad de fibras solubles e insolubles. Si se consumen con frecuencia, se puede decir adiós a problemas crónicos del tránsito intestinal, como el estreñimiento, por ejemplo. Esta verdura es una fuente importante de vitaminas y de minerales, como zinc, hierro, potasio, magnesio, que son esenciales para la salud.

Los puerros son antibióticos naturales

Los puerros son un antibiótico muy interesante para la salud. Gracias a la alicina presente en el ajo y el puerro, es posible reducir la formación del colesterol malo en las arterias, porque esta sustancia inhibe enzimas nocivas que tienen tendencia a acumularse en el hígado.

Los puerros son buenos para el corazón

El consumo frecuente de esta verdura favorece la liberación de óxido nítrico en los tejidos de los vasos sanguíneos. Gracias a esta acción, la circulación de la sangre se ve optimizada y es más fácil combatir la formación de coágulos.

Los puerros purifican el organismo

El puerro está compuesto en una gran parte de agua. Por lo tanto es diurético y permite eliminar toxinas. Este poder depurativo es una de sus virtudes más conocidas. Todas las virtudes que acabamos de enumerar hacen del puerro un aliado indispensable para nuestra salud.


Escribe un comentario