Los principales nutrientes de la comida

 Carne

El hierro contenido en la familia de las carnes, pescados y huevos es un hierro hemínico, es decir de buena calidad, porque puede ser bien asimilado por el organismo. El hígado y ciertos despojos de animales son ricos en hierro. Las carnes y los pescados son los únicos alimentos que contienen hierro no hemínico.

Además del hierro, esta familia de alimentos contiene muchas otras vitaminas, sales minerales, y oligoelementos necesarios para el buen funcionamiento de nuestro organismo. Estos contenidos en diferentes nutrientes son variables en función de la naturaleza del alimento -los pescados son por ejemplo más ricos en sodio que las carnes- así como en función de sus modos de preparación.

Este grupo de alimentos contiene también lípidos (grasas) cuya calidad y cantidad varía de un alimento a otro. Sólo los alimentos de origen animal aportan colesterol. La proporción en grasas de estos productos varía dentro de un mismo grupo de productos, en función de que provengan del mar o de la tierra.

La principal diferencia entre las carnes y los pescados se sitúa esencialmente a nivel de la calidad de estas grasas. Las carnes son más ricas en colesterol, en ácidos grasos saturados, mientras que la grasa de los pescados contiene, en general, mayor ácidos grasos esenciales poliinsaturados, que tienen un efecto protector contra las enfermedades cardiovasculares.

Más información – Los beneficios para la salud del huevo


Escribe un comentario