Los pies resecos o deshidratados tienen solución

Pies de mujer

Ya hemos entrado en esa época del año en que las sandalias y los zapatos abiertos se convierten en el calzado habitual de millones de mujeres debido a que permiten una mayor transpirabilidad al dejar al descubierto los pies y las uñas.

Sin embargo, este hecho representa un riesgo de tipo estético. Y es que durante los meses de frío es normal no prestarle más atención de la necesaria a los pies, lo que puede ocasionar que estos aparezcan resecos y deshidratados a la llegada de la primavera. Por suerte, los pies resecos es un problema que tiene fácil solución.

Para devolverles su belleza natural, es necesario poner en marcha un plan de reparación que incluya cremas hidratantes (cuanto más absorbente, mejor) y productos específicos para los talones (donde la piel es más gruesa), así como exfoliantes que ayuden a eliminar las pieles muertas a medida que se produce la rehidratación de la piel de todo el pie.

El estado de las uñas es tan importante como el del resto del pie, por lo que, si estas presentan un grosor irregular o están quebradizas, hay que someterlas a un tratamiento que consiste en la aplicación de productos en las uñas o en la ingesta de medicamentos. Si el deterioro es avanzado, lo mejor es que recurras a un profesional. Últimamente existe una nueva técnica basada en el láser que hace que las uñas vuelvan a estar rosadas, lisas y sanas en solamente unas cuantas sesiones.


Escribe un comentario