Los peores alimentos de la primavera para la salud digestiva

Bocadillo de salchicha

Tu salud digestiva puede verse amenazada con la subida de las temperaturas, y no por el calor en sí, sino porque las personas, dejándose llevar por la euforia del clima cálido, suelen introducir cambios nada aconsejables en su dieta. Si quieres mantener tu estómago en calma esta primavera, estos son los alimentos que tienes que evitar.

En primavera comenzamos a pasar más tiempo al aire libre, lo que puede hacernos abusar de los refrescos carbonatados. Ir de picnic o a una terraza con tus amigos después del trabajo es una excelente decisión mentalmente hablando, pero no la conviertas en algo perjudicial. No te enganches a las bebidas burbujeantes, pues a menudo contienen ácido fosfórico y azúcar refinado, los cuales matan las bacterias buenas de los intestinos.

Además, la carbonatación también introduce un exceso de aire en el tracto digestivo, resultando en un vientre visiblemente más hinchado, irritación y sobre todo en una incómoda sensación de pesadez que puede acabar arruinando hasta el más prometedor de los días. Las personas propensas a los problemas digestivos pueden experimentar estos síntomas con apenas una lata, por lo que lo mejor es que ni lo intenten y apostar en su lugar por refrescos saludables, como el té helado casero.

Evitar las carnes procesadas y el alcohol en las barbacoas también debe ser una prioridad esta primavera si quieres conservar una buena salud digestiva. Las primeras (salchichas, beicon, chorizo) contienen nitratos, que se añaden como conservante, los cuales pueden matar en el intestino a las beneficiosas bacterias Lactobacillus. Y por si fuera poco, comer carnes procesadas también aumenta el riesgo de cáncer y enfermedades cardiovasculares.

El alcohol, por su parte, se consume con más asiduidad con la llegada de la temporada de fiestas al aire libre, pero hay que controlarse si no se quieren padecer problemas digestivos. Beber en exceso puede provocar una alteración en las bacterias de los intestinos, aumentado el riesgo de daño hepático. Otro efecto perjudicial de consumir más de dos copas o dos cervezas por semana es el sobrepeso.


Escribe un comentario