Los peligros de una pérdida de peso demasiado rápida

 Mujer con balanza en la mano

En la carrera por adelgazar lo antes posible, nos olvidamos muchas veces que perder más de 5 kilos, tiene unas consecuencias nefastas para la salud. Una pérdida de peso demasiado rápida y demasiado importante, puede tener efectos graves en el organismo, y que no se ven necesariamente desde fuera.

En cuestión de régimen alimenticio, el famoso adagio “sin prisas pero sin pausas” debería ser ley de oro. Cada cambio de régimen o de modo de vida crea cierto estrés que desestabiliza el organismo. Pero en período de régimen estricto, nos encaminamos hacia una verdadera autointoxicación, si los aportes nutricionales están mal adaptados.

Un estrés oxidativo fuerte, puede ser el responsable de una descarga de radicales libres en cada célula del cuerpo. Un aporte suplementario en antioxidantes, al igual que un reequilibrio proteínas/lípidos/azúcares se convierte en algo necesario. Sobretodo si los pacientes que se privan no tienen un seguimiento médico y hacen una mala elección para perder peso de forma demasiado rápida.

Esta oxidación de las células es nefasta. Crea, concretamente, un envejecimiento prematuro de la epidermis, y conlleva igualmente un desequilibrio de la flora intestinal, al igual que una multitud de intercambios y de funciones del organismo.

Más información – Dieta de la piña para perder peso


Categorías

Nutrición

Fausto Ramírez

Nacido en Málaga en 1965, Fausto Antonio Ramírez es colaborador asiduo en diferentes medios de comunicación digitales. Escritor de narrativa,... Ver perfil ›

Escribe un comentario