Los peligros de la cura de desintoxicación

abdomen-plano

La cura de desintoxicación no va dirigida más que a las personas que no sufren ningún tipo de problemas de salud, y por supuesto está totalmente desaconsejada a las mujeres embarazadas. Además, para no poner la salud en peligro, la primera fase de la cura de desintoxicación no debe superar las 48 horas, ya que en caso contrario se corre el riesgo de sufrir una carencia y de sentirse cansados.

Cuidado igualmente, con los posibles efectos secundarios. En efecto, el cuerpo al no estar habituado a tales privaciones, durante la cura de desintoxicación, corre el riesgo de sufrir dolores musculares y de estómago, en particular por la noche, con náuseas o dolor de cabeza.

Finalmente, durante la cura de desintoxicación, no conviene olvidar de hacer el lleno de proteínas, ya que no engordan y permiten calmar el hambre y nutrir los músculos. El objetivo de la cura de desintoxicación es el de eliminar las grasas y las toxinas, pero preservando los músculos, ya que es primordial, puesto que son los que consumen el máximo de calorías, por el mismo hecho de existir, sin esfuerzo físico. Conclusión: si al final de la cura, se tienen menos músculos, se engordará más una vez que se retome una alimentación normal.


Escribe un comentario