Los niños copian el habito de fumar de sus padres

03

Fumar no es ciertamente saludable y puede causar diversas enfermedades, algo que los propios fumadores saben perfectamente respecto de este hábito insalubre, pero el humo que se inhala al ser liberado indirectamente también es peligroso para otras personas que se encuentran cerca de los fumadores.

Un estudio reciente revela que fumar delante de los niños podría estimularlos a incorporar el hábito a futuro además de perjudicar su salud por contacto directo. La investigación fue llevada a cabo en la Universidad Concordia y la Universidad de Montreal, donde se encontró en los niños que a menudo ven a sus padres o hermanos fuman, estarán interesados ​​en los cigarrillos también a futuro y se convertirán por lo tanto en fumadores.

La investigación fue publicada en la revista La nicotina del tabaco y Oxford, en el estudio participaron 327 niños de 11 años, a lo cuales se les preguntó sobre el hábito de fumar en su familia y su entorno familiar.

Estos niños ven el acto de fumar como algo que no es malo porque sus padres también fuman cigarrillos, dijo un investigador que dirigió el estudio. Si bien ya es malo que los niños estén expuestos al humo del cigarrillo, empeora la situación la copia del habito, ya que es casi seguro que fumaran en la adolescencia.

En la actualidad el 60 por ciento de los niños en América del Norte se convierten en fumadores pasivos, lo cual los expone a la nicotina que absorben como un veneno inevitable cuyos efecto se traducirán en una enfermedad grave a futuro.

Imagen: Flickr


Escribe un comentario