Los malos hábitos alimenticios que engordan en el trabajo

Oficina

Un reciente estudio publicado por CareerBuilder establece una lista de los malos hábitos que hacen engordar en el trabajo. El picoteo para combatir el estrés, las comidas no efectuadas por culpa de reuniones demasiado largas, etc.

Cada día se pasan muchas horas en el trabajo, normalmente sentados en un sillón, con los ojos puestos en la pantalla del ordenador. Esta situación termina por provocar el picoteo. Desde la barrita de chocolate a las galletas.

Nuestro consejo: no dudéis a la hora de levantaros del sillón y daros un paseo, y esto cada dos horas, para despejaros. En caso de hambre, es preferible comer fruta o un yogur, que además se puede acompañar con una onza de chocolate. Pero en cualquier caso, dejar de lado los picoteos demasiado copiosos.

Para compensar una situación angustiosa o estresante, algunas personas tienen tendencia a comer. Resultado: aumentan rápidamente de peso y no consiguen estar relajadas.

Nuestro consejo: En caso de angustia o de estrés, ir a tomar el aire. Realizad estiramientos y tomaos el tiempo de respirar. Y ¿por qué no usar una pelota antiestrés?

Las comidas realizadas fuera de casa, en compañía de clientes o del jefe, pueden provocar un aumento de peso. La cosa todavía puede ser peor, puesto que la mayoría de las veces estamos hablando de comidas copiosas y con bastante alcohol.

Nuestro consejo: Si realmente uno no se puede negar a este tipo de comidas de trabajo, al menos se puede tener cuidado a la hora de seleccionar los platos de la carta, y por supuesto sólo beber una copa de vino.


Categorías

Nutrición

Fausto Ramírez

Nacido en Málaga en 1965, Fausto Antonio Ramírez es colaborador asiduo en diferentes medios de comunicación digitales. Escritor de narrativa,... Ver perfil ›

Escribe un comentario