Los ingredientes y edulcorantes para limitar el consumo de azúcar

Agave

El azúcar está por todas partes, y no siempre donde se cree. No es sencillo seleccionar las cosas entre aquellas que son sanas para la salud, como la fructosa natural contenida en las frutas, en la miel, y el jarabe de glucosa-fructosa químico, procedente del almidón del maíz, que inunda productos de gran distribución. Este último, a pesar de que no aumenta demasiado la glicemia, se almacena en forma de grasa. En cuanto a la sacarosa, o azúcar blanco, conviene evitarlo en periodo de régimen, puesto que aumenta la glicemia.

El jarabe de agave

Se trata de la savia de un cactus mexicano, y su poder endulzante es más importante que el del azúcar blanco, pero su índice glicémico mucho más bajo que el de la miel, lo que permite evitar los picos de insulina. Se compone esencialmente de fructosa, un azúcar que encontramos igualmente en las frutas. Conviene tener cuidado en todo caso, puesto que 100 gramos de jarabe de agave contienen 310 calorías.

El jarabe de arce

Este jarabe, procede de la savia de arce llevada a ebullición. Con un poder endulzante 1,4 veces más alto que el del azúcar blanco, es rico en vitamina B, en proteínas y en minerales como el zinc, el calcio, el potasio o el manganeso. Su índice glicémico es más bajo que el del azúcar. Con sus 260 calorías por cada 100 gramos, conviene tener cuidado a la hora de seguir un régimen.

El sukrin

Utilizado en Japón desde 1990, y en los Estados Unidos desde 1997, el sukrin fue autorizado en Europa a través de una directiva que data de 2006. 100% de origen natural, el índice glicémico de este producto es nulo, es decir 0 calorías. Procede de la fermentación que conduce a la cristalización de la glucosa, y que le ofrece la misma estructura y apariencia que el azúcar.

La stevia

Procedente de una planta comercializada en forma de polvo y de líquido, la célebre stevia es de 100 a 300 veces superior en cuanto a su poder sobre el azúcar blanco. Hoy en día encuentra su espacio como edulcorante compatible con los regímenes para diabéticos y los regímenes hipoglicémicos, porque actúa muy poco sobre el nivel de glucosa en la sangre, ya que presenta 0 calorías. Es perfecto para endulzar bebidas calientes, y lo encontramos normalmente en las sodas.


Escribe un comentario