Los inconvenientes de tomar fructosa

 Bebida de cola

La fructosa tiene un poder endulzante más elevado que el del azúcar, un índice glicémico más bajo que el del azúcar, y un metabolismo particular puesto que no provoca la producción de insulina.

Por estas razones, durante años se recomendó a los diabéticos, existiendo muchos tipos de productos pensados para ellos, endulzados a base de fructosa.

Pero las investigaciones médicas han demostrado que finalmente, la fructosa no es tan buena. A fuerza de ensayos clínicos con ratones, y humanos que tomaban bebidas a base de fructosa, se ha podido demostrar que engordaban, sobre todo a nivel del vientre, que el colesterol y los triglicéridos aumentaban y que no sólo aumentaban de peso, sino que se hacían víctimas del famoso y perjudicial síndrome metabólico.

Desde entonces la fructosa no es un glúcido “especial para diabéticos” sino un invento industrial fabricado a partir de cereales, normalmente maíz, que sirve para endulzar fácilmente y por poco coste todo tipo de bebidas y productos, que provoca que queramos consumir más.

Más información – Los siete ingredientes más peligrosos


Categorías

Nutrición

Fausto Ramírez

Nacido en Málaga en 1965, Fausto Antonio Ramírez es colaborador asiduo en diferentes medios de comunicación digitales. Escritor de narrativa,... Ver perfil ›

Escribe un comentario