Los inconvenientes de las patatas fritas

Patatas fritas

Para que las patatas fritas estén más sanas, la primera etapa consiste en prepararlas en casa, porque es la única manera de garantizar su calidad. De esta forma se pueden consumir con frecuencia para acompañar platos, mientras que si se compran separadas, se deben evitar todo lo posible.

Las patatas fritas que se sirven en cualquier lugar son peligrosas para la salud por las siguientes razones:

Se preparan con aceite de mala calidad, aceites comestibles elaborados a base de soja transgénica y otros aceites de origen vegetal que se transforman en grasa trans una vez cocinadas a altas temperaturas, lo que aporta toxinas al organismo. Además, estos aceites son reutilizados muchas veces.

También tienen un alto contenido en grasa extremadamente elevado, porque están fritas con mucho aceite. La patata utilizada es en realidad una mezcla de puré de patatas y otros ingredientes poco recomendados para la salud. Además contienen mucha sal refinada.

Estas características contribuyen a deteriorar nuestra salud:

  • Aumentan la tasa de colesterol y de triglicéridos
  • Contribuyen al sobrepeso y la celulitis
  • Sobrecargan el hígado y los riñones
  • Favorecen la hipertensión arterial y la retención de líquidos
  • Causan acidez que es el origen de muchas enfermedades

Categorías

Nutrición

Fausto Ramírez

Nacido en Málaga en 1965, Fausto Antonio Ramírez es colaborador asiduo en diferentes medios de comunicación digitales. Escritor de narrativa,... Ver perfil ›

Escribe un comentario