Los frutos secos, la base de la dieta mediterránea

almendras

Los frutos secos son la base de la dieta mediterránea, y son muy sanos y muy recomendables, ya que son ricos en hierro, vitaminas, calcio y proteínas. El uso regular reduce el riesgo de enfermedades del corazón. Son también muy apropiados cuando se practica ejercicio físico regular, ya que son una fuente de energía inmediata, y representan el mejor aperitivo por razón de su alto contenido nutricional. También se pueden utilizar en una variedad de platos, aperitivos, ensaladas, y postres.

Las almendras son, como su nombre indica, el fruto del almendro, y se pueden encontrar en diversas formas: con la piel, peladas, fritas, tostadas, molidas, picadas. También se pueden encontrar almendras amargas, no comestibles, pero que se utilizan generalmente para la preparación de tortas, pasteles y licores.

Son ricas en varios tipos de vitaminas del grupo B (vitaminas B5, B6, B17), además de la vitamina D, ácido fólico, tiamina, riboflavina, niacina y vitamina E. También contienen muchos minerales esenciales, entre ellos se encuentra el magnesio, fósforo, potasio, zinc, calcio y hierro.


Un comentario

  1.   Silvia dijo

    Y están bien buenos!! Jeje. Yo los tomo con la dieta de la zona muy a menudo pero sin tomarme la bolsa entera xq tienen muchas calorias, suelo tomarlos para merendar junto con un yogur por ejemplo o en la ensalada con nueces… M encanta esta dieta xq es saludable y por fin como equilibradamente y he adelgazado mucho sin pasar naaaaada de hambre gracias!! 😉

Escribe un comentario