Los excesos alimenticios durante las fiestas

 Preparación receta con verduras

Las fiestas son posiblemente el período en el que se comenten más excesos. Antes de que lleguen todo el mundo quiere ponerse a dieta para poder enfundarse el traje y el vestido del año anterior. Luego, llega el momento de las comidas, y nos permitimos el lujo de comer de todo y en grandes cantidades.

Ciertamente, los platos que componen el menú de las fiestas son absolutamente pantagruélicos: foie gras, charcutería, repostería, grasas, y mil cosas más, pero sin límite. En verdad, esto parece algo natural, puesto que las fiestas están pensadas para tirar la casa por la ventana. Lo malo, es que después de este período de festines, llega el momento de retomar la vida diaria, y es cuando nos damos cuenta de que nos hemos pasado más de la cuenta.

Pero, no hay por qué asustarse, y sobretodo, no debemos culpabilizarnos. Recuperar la línea puede ser algo no tan imposible a como algunos se creen: es el momento de adoptar por unos día un régimen vegetariano en el que las verduras y las frutas serán los protagonistas de cada uno de los platos, sin olvidarse, evidentemente, de beber mucha agua.

Con este método, no sólo podemos recuperar la línea, sino que también dejaremos de lado esa sensación de pesadez que se siente a nivel del estómago. Y para equilibrar vuestra alimentación, no olvidéis de comer pan para acompañar vuestros platos. Por otro lado, siempre se aconseja hacer algo de ejercicio físico, y dejar de lado el picoteo entre horas.

Las verduras pueden tranquilamente cumplir el aporte en términos energéticos. Lo ideal es preparar diferentes recetas vegetarianas y descubrir cómo nos sentimos alimentados, saciados, y con menos sensación de estar pesados, y una digestión más ligera.

Más información – Los riesgos de un régimen vegetariano


Categorías

Nutrición

Fausto Ramírez

Nacido en Málaga en 1965, Fausto Antonio Ramírez es colaborador asiduo en diferentes medios de comunicación digitales. Escritor de narrativa,... Ver perfil ›

Escribe un comentario