Los 12 beneficios del hummus (parte I)

Hummus

El hummus es un plato a base de garbanzos, zumo de limón, tahina y aceite de oliva que goza de una gran popularidad en el mundo árabe, aunque en la actualidad podemos encontrar versiones del mismo por todos los rincones del planeta. En esta nota, veremos los principales beneficios de incluirlo en la dieta, lo cual es interesante tanto si lo comes habitualmente como si todavía no te has animado a probarlo, ya que quizá sea este el pequeño empujón que necesitabas para ello.

Regula el tránsito intestinal: Gracias a su alto contenido en fibra, el hummus ayuda a que la velocidad de las digestiones sea la adecuada.

Fortalece huesos y músculos: Parte esencial en la construcción de los huesos y los músculos, las proteínas se encuentran en grandes cantidades en esta comida. Este hecho hace del hummus un plato muy a tener cuenta para los vegetarianos, ya que las proteínas no abundan fuera de la carne.

Reduce el colesterol: Algunos de los nutrientes presentes en los garbanzos ayudan a reducir los niveles de colesterol malo en la sangre, lo que, naturalmente, es una gran forma de proteger el corazón.

Previene el cáncer: Los garbanzos tienen tres compuestos (saponinas, inhibidores de la proteasa y ácido fítico), que han demostrado su efectividad en las pruebas para proteger las células del daño que puede causar el cáncer.

Ayuda a perder peso: La tahina (ingrediente importante aunque no indispensable en la preparación del hummus) es rico en grasa monoinsaturadas, las cuales, entre otras cosas, promueven la pérdida de peso y la desaparición de la grasa abdominal.


Escribe un comentario