Los diferentes tipos de vitaminas

 Vitaminas

Vitaminas A, B, C, D, E, K: un cóctel de micronutrientes indispensables para el organismo… Y el problema está en que no sabemos fabricarlas. Las necesidades de vitaminas varían en función de la edad, el sexo y las situaciones particulares de la vida. En general, una alimentación variada y equilibrada permite cubrir estos aportes recomendados.

Las vitaminas intervienen en múltiples reacciones para garantizar el correcto funcionamiento de nuestro organismo. Pero a cada etapa de la vida corresponden unas necesidades específicas de vitaminas.

Activas en cantidades ínfimas, las vitaminas intervienen a lo largo de muchas reacciones en el organismo. En total, 13 vitaminas han sido identificadas hasta el día de hoy, repartidas en dos categorías.

Las vitaminas liposolubles (A, D, E, K) que van asociadas a las materias grasas de los alimentos y se encuentran concretamente en los aceites, la mantequilla, la carne o el queso. En el organismo, que se almacenan a nivel del hígado y del tejido adiposo, antes de ser liberadas poco a poco en función de nuestras necesidades.

La vitaminas hidrosolubles (8 vitaminas del grupo B y la vitamina C) son transportadas por el agua de los alimentos. No pueden almacenarse en el organismo: su aporte debe ser por lo tanto cotidiano. No hay riesgo alguno en caso de un aporte excesivo, puesto que el excedente se elimina por la orina.

Más información – La vitamina A, un complemento necesario


Escribe un comentario