Los cuatro mayores beneficios para la salud del vinagre de sidra de manzana

Vinagre de sidra de manzana

El vinagre de sidra de manzana se consigue a través de la fermentación de los azúcares del zumo de sidra o de manzana. Se trata de un producto muy nutritivo (vitaminas A, E y P, magnesio, hierro, calcio…) con numerosos beneficios para la salud, de los que en esta nota destacaremos los cuatro más importantes.

Existen estudios que han demostrado que este tipo de vinagre ayuda a evitar la sensación de hambre mediante la ralentización del vaciado del estómago. Además, reduce el índice glucémico de los alimentos altos en carbohidratos, tales como la pasta, prolongando la sensación de saciedad. Qué duda cabe que estas propiedades lo convierten en un aliado muy interesante para aquellas personas que quieren perder peso.

La pectina presente en el vinagre de sidra de manzana ayuda a mover los intestinos cuando estos se quedan estancados. Una ensalada verde rociada de manera generosa con este vinagre mejorará tu situación digestiva en esos días en que te sientes muy lleno e incluso un poco nauseoso por haber comido más de la cuenta o haber abusado de la comida rápida y similares.

El vinagre de sidra de manzana también es conocido por aumentar los niveles de energía de las personas. Unas pocas cucharadas en un vaso generoso de agua puede devolverte la vitalidad cuando ya has tomado demasiado café o no podemos nada estimulante por prescripción médica.

La estimulación del sistema inmunológico viene dada por su alto contenido en vitaminas y minerales. Debido a ello estamos ante un producto que puede prevenir resfriados, aunque también se utiliza para combatir sus síntomas, como la congestión nasal y el malestar general. Para ello, se calienta y se mezcla con pimienta, limón y miel.


Escribe un comentario