¿Por qué los corazones de cáñamo son buenos para perder peso?

Corazones de cáñamo

Cuando a las semillas de cáñamo se les quita el cascarón, quedan unas pequeñas gemas de suave sabor conocidas como corazones de cáñamo. No sólo son altamente nutritivas y más fáciles de digerir, sino que también pueden ayudarte a lograr tus objetivos de pérdida de peso.

Añadir semillas de cáñamo en los cereales del desayuno, el sándwich del almuerzo o la ensalada (como parte de un aderezo casero) te ayudará mantenerte con energía hasta la próxima comida. Y es que tres cucharadas ofrecen nada menos que 10 gramos de proteína, la cual, recordemos, ayuda a mantener estables los niveles de energía y de azúcar en la sangre. Eso significa menos antojos de azúcar ricas en calorías.

Si estás tratando de recortar tu ingesta de carbohidratos, este alimento puede convertirse en un excelente aliado. Con únicamente dos gramos de carbohidratos por cada tres cucharadas, representan una interesante y adictiva (masticarlos en toda una experiencia) alternativa a los cereales o la avena del desayuno. Los que prefieren desayunar tostadas, están de suerte, ya que también se puede tomar en forma de mantequilla, siendo más baja en calorías que el resto.

A pesar de que no son una gran fuente de la saciante fibra, los corazones de cáñamo son ricos en ácidos grasos omega 3, los cuales, además de ser muy importantes para el organismo, contribuyen a la sensación de saciedad. Añádelas a tus batidos y espolvoréalas en el yogur y en el arroz y la pasta integrales para no tener la necesidad de comer tanto como antes y, por lo tanto, perder peso.


Escribe un comentario