Los colores de los alimentos hablan de salud

 

Limon

Los colores de los alimentos están relacionados con sus componentes, y por lo tanto con sus propiedades nutricionales. En función de vuestras necesidades, ganas, y gustos, se puede realizar una compra multicolor.

Naranja y amarillo: Se trata sin duda de la información más conocida en los meses de verano. Zanahorias, melones, mangos son ricos en carotenoides. Si no nos volvemos naranja comiendo zanahorias, los carotenoides permiten por el contrario una protección frente a los radicales libres y ayudan a sintetizar la melanina, ideal para broncearse.

También tienen una acción para combatir las enfermedades cardiovasculares y virtudes anticancerígena. Estos alimentos son ideales por su capacidad para reforzar las defensas inmunitarias.

Verde: Espinacas, aguacates, brócoli, calabacín, lechuga, kiwi, judías, contienen luteína y zeaxantina. Detrás de estos dos nombres se encuentran unos activos que cuidan la salud del organismo. Estos nutrientes inciden en la retina, evitando la degeneración macular (deterioro de una zona de la retina que provoca una visión central turbia).

Blanco: Coliflor, plátano, champiñón y patata son ricos en antoxantinas. Estos nutrientes permiten bajar a la vez la presión arterial y el colesterol. Estos alimentos limitan igualmente los riesgos de cáncer de estómago, refuerzan las defensas inmunitarias. No cabe duda de que el ajo es un excelente antioxidante.

 


Escribe un comentario