Los cinco beneficios de desayunar fruta

Fruta

A estas alturas, nadie duda de que la fruta es un alimento indispensable en cualquier dieta, pero no todas las personas saben que si la tomamos para desayunar sus beneficios son mayores que si lo hacemos durante el resto del día.

A continuación, te damos cinco razones de peso para que cambies tu desayuno habitual por fruta si todavía no lo has hecho. Después de leer las ventajas de este hábito, no dudarás en cambiar el café y las galletas por una o dos nutritivas pieza de fruta.

Entre las 7 y las 11 de la mañana, el cuerpo se encuentra realizando la desintoxicación más pesada, por lo que comer fruta en ese período asegura que la energía curativa se utilice para la desintoxicación y no para digerir productos de bollería poco saludables.

Tomar fruta durante la mañana es la manera perfecta de romper el ayuno de la noche, ya que despierta suavemente el sistema digestivo y el metabolismo de un estado de semi-sueño, todo ello sin provocar la fuerte sacudida del café o las comidas con alto contenido en grasas.

Ingerir alimentos como la naranja o el pomelo para desayunar promueve los grandes y satisfactorios movimientos intestinales. La fibra de la fruta limpia el colon como una escoba, haciéndote sentir ligero, renovado y listo para funcionar.

Otra de las razones de peso para incluir la fruta en el desayuno es que, como ha quedado demostrado, las personas que toman fruta para desayunar están más delgadas y saludables que el resto, pero además también son más productivas durante el día.

Más información – Cereales, la estrella del desayuno


Un comentario

  1.   Anónimo dijo

Escribe un comentario