Los beneficios generales de practicar ejercicio

Correr

Practicar ejercicio de manera regular (es decir, unas tres veces mínimo a la semana) puede ayudar a las personas a alcanzar ciertos objetivos estéticos, como perder peso y tonificar las zonas del cuerpo deseadas.

Sin embargo, no debemos olvidarnos de los beneficios generales que representa el deporte y que son comunes para todos los tipos de ejercicio, sea cual sea su propósito. Los repasamos tras el salto.

Cerebro: Tan pronto como empiezas a hacer ejercicio, este órgano comienza a repararse y a hacer nuevas conexiones neuronales. Estudios recientes han revelado que las personas de más de 65 años pueden reducir su edad relativa dos años sólo caminando.

Estado anímico: La endorfinas y dopaminas que libera el cerebro mientras se practica ejercicio hacen que se reduzca el estrés y el riesgo de desarrollar depresión. En definitiva, nos hace sentir bien.

Fuerza: Sea cual sea el tipo de ejercicio que practiquemos, nuestros huesos, músculos y órganos se verán fortalecidos, ya que contribuiremos a estimular la glándula pituitaria, la cual es la encargada de liberar la hormona del crecimiento.

Circulación: El ejercicio eleva el ritmo cardíaco, lo que provoca que el corazón bombee más sangre por todo el cuerpo, algo de lo que se benefician los órganos vitales, las arterias, la piel y el cabello.

Diabetes: Después de unos 20 minutos de ejercicio, el cuerpo comienza a utilizar la grasa como combustible, lo que se traduce en una disminución en los niveles de insulina, ayudando a frenar la resistencia a la insulina.

Toxinas: Durante el ejercicio, el cuerpo rompe los enlaces químicos para liberar energía, ayudando a liberar desechos metabólicos en la sangre, los cuales luego son excretados por el hígados, los riñones y la piel.

Más información – Los cinco mandamientos del ejercicio


Escribe un comentario