Los beneficios del zumo de remolacha

Remolacha

El zumo de remolacha, además de tener un sabor delicioso, posee muchas propiedades beneficiosas para el cuerpo. Ofrece grandes cantidades de vitamina A, C, ácido fólico, vitamina D, y todos estos componentes refuerzan el sistema inmunitario previniendo ciertas enfermedades. El zumo de remolacha contiene diferentes tipos de antioxidantes, como flavonoides y carotenoides que combaten los radicales libres en el cuerpo, y ayudan a prevenir la formación de ciertos tumores y de enfermedades cancerígenas.

El zumo de remolacha es igualmente una fuente importante de aminoácidos, esenciales para formar proteínas en el cuerpo. Además, aporta muchos tipos de minerales beneficiosos y necesarios para la salud como el calcio, el potasio, el hierro, el magnesio, el sodio, el fósforo, el cobre y el manganeso. También es una gran fuente de fibras naturales que protege el sistema digestivo.

Beber el zumo de remolacha ayuda a bajar la presión arterial. Se recomienda tomar al menos un vaso de zumo al día para ayudar a controlar la presión arterial sistólica. Las remolachas de origen natural contienen nitratos, y los transforman en óxido nítrico en el cuerpo. Este óxido ayuda a distender y dilatar los vasos sanguíneos, lo que facilita la circulación de la sangre y la reducción de la tensión.

La remolacha ayuda a combatir la inflamación. Es una fuente de nutrientes llamada betaína que ayuda a proteger el cuerpo del estrés ambiental. Por lo tanto, consumiendo el zumo de remolacha se puede ayudar a reducir la inflamación, proteger los órganos internos, y reducir el riesgo de problemas vasculares, incluidas las enfermedades crónicas.

El zumo de remolacha tiene propiedades anticancerígenas. Contiene fitonutrientes importantes y eficaces que ayudan a prevenir el desarrollo del cáncer. Está demostrado que el extracto de remolacha mezclado con agua permite reducir la formación de tumores en los órganos. Los antioxidantes son responsables de la eliminación de radicales libres, y de la lucha contra el crecimiento de células malignas. Si se consume el zumo de remolacha con frecuencia, se protege el cuerpo contra el cáncer.

Si se consume con frecuencia el zumo de remolacha se puede disfrutar de sus beneficios y de su porcentaje alto en fibras. La remolacha tiene una tasa alta de vitamina C, fibras y minerales esenciales como el potasio y el manganeso, que son importantes para el buen funcionamiento de los músculos y de los huesos, del hígado, de los riñones y del páncreas.

La remolacha tiene una tasa alta de folatos y vitamina B, lo que reduce el riesgo de malformaciones congénitas. Además, favorece la digestión puesto que el metabolismo y el conjunto del proceso digestivo se ve estimulado con el zumo de remolacha. También es un estimulante del apetito que ayuda a facilitar las digestiones pesadas.


Escribe un comentario