Los beneficios del membrillo

membrillos

En cuanto a la composición y al valor energético del membrillo, conviene destacar que esta fruta contiene una gran cantidad de agua y pocas proteínas y lípidos, lo que conlleva un aporte calórico débil. Se calcula unas 25 kilocalorías en 100 gramos de membrillo. Consumir membrillo permite hidratarse y comer fruta incluso cuando se realiza una dieta adelgazante.

Además, los membrillos son una buena fuente de fibras solubles, pectinas y mucílagos, lo que hace interesante su consumo para mejorar la digestión. De esta forma, el consumo de membrillo ayuda a prevenir la deshidratación cuando existen vómitos, y puede ayudar a aliviar los problemas de estómago.

El consumo de membrillo también se recomienda en personas que tienen tendencia a tener una tasa de colesterol alta, porque las fibras solubles reducen la absorción de colesterol en la sangre y ayudan a mantener las tasas estables.

El aporte en taninos también es importante, porque se trata de un fruto astringente que puede ser consumido para combatir la diarrea, conjuntamente con otros frutos recomendados frente a este desarreglo estomacal.

El aporte en ácido málico, que ofrece ese sabor ácido tan característico, pero también es beneficioso y ayuda a combatir las tasas altas de ácido úrico.

También es importante destacar que el membrillo es un alimento rico en potasio, ideal para proteger los músculos, prevenir los calambres y evitar las carencias.


Escribe un comentario