Los beneficios del arándano rojo

Arándanos rojos

El cranberry o arándano rojo americano es una baya originaria del nordeste de Estados Unidos y el sudeste de Canadá con la que se preparan zumos, mermeladas, confituras y salsas. También se puede encontrar en forma de cápsula en cualquier farmacia, aunque lo ideal para acceder a todos sus beneficios es tomar unos cuantos crudos cada día.

Su diámetro oscila entre los 9 y los 14 mm. Son de un color rojo oscuro y en la boca desarrollan un sabor fuerte y picante. Fueron los Nativos Americanos quienes descubrieron sus cualidades para mejorar la cicatrización de las heridas, curar las infecciones urinarias y detener la diarrea. A mediados del siglo XIX ya no cabía duda de sus beneficios para el sistema urinario. Las personas con infecciones urinarias recurrentes pueden sacar mucho partido del consumo regular de esta baya.

De nombre científico Vaccinium macrocarpon, esta planta, que alcanza una altura máxima de 20 centímetros, ayuda a prevenir las infecciones, especialmente las del tracto urinario, el estómago y los dientes. Esto se debe a que contiene un tanino que dificulta que las bacterias se adhieran y se fijen.

El arándano rojo también es rico en vitamina C y antioxidantes como la quercetina, por lo que también se le atribuyen propiedades para retrasar el envejecimiento celular. Asimismo, los ligamentos, tendones y cartílagos del cuerpo se fortalecen con su consumo regular gracias a las antocianidinas que aporta.


Escribe un comentario