Los beneficios del agua con miel

Miel

El primero de los beneficios del agua con miel es que permite eliminar las toxinas, y por lo tanto ayuda al organismo a desprenderse de elementos inútiles y que podrían afectar a la salud. Por otro lado, esta mezcla permite proteger el organismo de ciertas afecciones, gracias a sus propiedades antibacterianas y antivirales.

En periodo de ayuno, el agua con miel favorece la regulación del funcionamiento de los intestinos y permite combatir el estreñimiento. Esta mezcla activa el intestino y previene lo que llamamos intestino perezoso, que puede provocar problemas de salud.

La miel es igualmente buena para el sistema inmunológico, porque sus propiedades antibióticas permiten mantener el cuerpo apartado de bacterias que provocan enfermedades como la gripe, el resfriado, y diversas infecciones.

Propiedades

La presencia de agua en la miel mejora sus propiedades beneficiosas y permite reducir el colesterol malo. Ciertos estudios han demostrado científicamente que las personas que beben agua con miel reducen en un 10% su tasa de colesterol.

Esta mezcla permite dar al organismo una sensación de saciedad. A pesar de que se puede pensar que la tasa de azúcar de esta mezcla es alta, si no se bebe

en exceso no hay por qué preocuparse con relación al aumento de peso.

Esta medida permite igualmente combatir el cansancio que puede ser provocado por el exceso de trabajo o una actividad física intensa. La miel es revitalizante y permite realizar mejores rendimientos físicos. Por otro lado, también permite mantener la función cerebral activa.

Otras ventajas

  • La mezcla de agua y miel permite combatir las enfermedades respiratorias como el asma.
  • Permite neutralizar los gases del organismo, y por lo tanto sentirse menos hinchado.
  • Calma los dolores de garganta y ayuda a combatir la tos.
  • Si necesitáis dar un discurso, cantar o hablar en público, conviene beber agua con miel la víspera.

Escribe un comentario