Los beneficios de la piña

Piña

El tallo de la piña es muy útil para el tratamiento de la celulitis. La bromelina que contiene actúa sobre las proteínas anormalmente producidas por el cuerpo. También posee la particularidad de ser un buen antiinflamatorio, garantizando una correcta circulación de la sangre. El tallo de la piña es excelente para curar las contusiones y las torceduras.

La piña es muy aconsejable para combatir los problemas digestivos, por eso se recomienda comerla en Navidad, como postre después de una cena o una comida copiosa. La piña es una fruta ideal para combatir al anemia, es decir la falta de sangre, y para revitalizar a los convalecientes. También es muy interesante en una dieta diurética y desintoxicantes, que como el pomelo, facilita la disolución de las grasas.

Verdadera fuente de antioxidantes, estos componentes son un aliado excelente para combatir las enfermedades cardiovasculares y cerebrales. La piña forma parte del régimen Hollywoodiense, que se basa en el consumo exclusivo de fruta. Se trata pues de un método que permite perder peso fácilmente, consumiendo proteínas útiles para el cuerpo, pero respetando las dosis cotidianas.

En resumen, tras una comida copiosa, la piña permite limpiar la sangre y el estómago de las toxinas ingeridas. Pero su consumo debe ser moderado, puesto que como las fresas o los tomates, la piña puede presentar ciertos riesgos alérgicos en algunas personas.

Más información – La piña, una fruta excelente para la salud después de Navidad 


Escribe un comentario