Los beneficios de la menta poleo

Menta poleo

Para un uso interno, la menta poleo es conocida por sus propiedades relacionadas con el tratamiento de afecciones del aparato digestivo. En efecto, favorece la eliminación y la expulsión de gases acumulados en el intestino y es eficaz en caso de flatulencias o de meteorismo.

La infusión de menta poleo es muy digestiva, gracias a sus propiedades antiespasmódicas, y es excelente para calmar y aliviar los dolores de estómago. Además, dispone de propiedades coleréticas y ayuda a estimular el funcionamiento del hígado para aumentar las secreciones de la bilis.

Por razón de su alto contenido en mentol, la menta poleo ofrece también propiedades expectorantes muy beneficiosas para el aparato respiratorio. De esta forma, la menta ayuda a eliminar las secreciones que se acumulan en los pulmones. Por eso se recomienda su uso en caso de bronquitis y de resfriados.

Además, la menta poleo es antipirético. Por lo tanto, por razón de su contenido, puede ser eficaz para el tratamiento de resfriados y gripes para combatir los principales síntomas. A esto se añade que favorece el aumento de la capacidad de transpiración y es útil para ayudar a bajar la fiebre.

Sus propiedades sedantes hacen que la menta poleo sea una infusión excelente para relajar el cuerpo, combatir los síntomas de nerviosismo y los problemas de insomnio.

En uso externo, la menta poleo posee también propiedades antisépticas y cicatrizantes. Por lo tanto está muy indicada para las heridas, evitar su infección y favorecer una cicatrización correcta.


Categorías

Nutrición

Fausto Ramírez

Nacido en Málaga en 1965, Fausto Antonio Ramírez es colaborador asiduo en diferentes medios de comunicación digitales. Escritor de narrativa,... Ver perfil ›

Escribe un comentario