Los beneficios de comer buena carne

 Carne

Si compráis carne de buey, comprobad que está bien roja y brillante. La carne de ternera debe ser rosa (más o menos pálida) y luminosa, la carne de cerdo es rosa y nacarada, la carne de cordero es rosa intenso y brillante.

Para los trozos de carne con grasa, se debe tener cuidado con el color del sebo. La grasa debe estar luminosa, bien sea blanca nacarada o amarilla. Además, otro signo de calidad de una carne: no dede estar seca.

Otro criterio de calidad de una carne: su aspecto al tacto. Una buena carne debe estar tierna.

Habéis encontrado una carne de calidad, pero para que salga buena después de cocinarla, se deben seguir varias reglas. Para que una carne esté tierna, hay sacarla de la nevera antes de cocinarla, si no el choque térmico conlleva un endurecimiento de las fibras de la carne.

Otro consejo para que una carne de calidad salga buena: dejarla reposar después de su cocción. Tras la cocción, se deja reposar el pedazo de carne sobre el plato, debajo de un papel de aluminio para mantenerla caliente, y esto el mismo tiempo que dura su cocción.

Si cocináis un escalope durante 8 minutos, luego debéis dejarlo reposar otros 8 minutos, para un asado que lleva más tiempo, debéis dejarlo reposar entre 10 y 15 minutos. Esto permite que los jugos se repartan en el interior de la carne, que las fibras se distiendan y que la temperatura sea homogénea.

Más información – Los peligros de comer carne roja


Escribe un comentario