Los beneficios de beber agua caliente

agua

Uno de los primeros beneficios relacionados con el consumo de agua caliente, es la regulación del metabolismo. Se aconseja beber pronto por la mañana un vaso de agua caliente con limón. El agua caliente es un excelente remedio contra el resfriado, y el dolor de garganta. También permite aliviar la congestión nasal.

El agua caliente ayuda a desintoxicar el cuerpo. Permite aumentar la temperatura del cuerpo favoreciendo la producción de sudor, participando así en la eliminación de toxinas. El calor del agua posee un efecto calmante sobre los músculos del abdomen, permitiendo por ejemplo aliviar los dolores menstruales.

El consumo de agua caliente previene el envejecimiento prematuro, ayuda a reparar las células, facilitando la elasticidad de la piel. El agua caliente posee igualmente una acción sobre la vitalidad del cabello, dinamizando las terminaciones nerviosas situadas a nivel de la raíz del pelo, haciendo que esté más suave y más brillante.

Además, el consumo de agua caliente mejora el crecimiento del pelo, favoreciendo la estimulación de las raíces. El agua caliente aporta beneficios a la piel. Esta última limpia la piel en profundidad, previniendo así la aparición del acné y de infecciones.

Efectivamente, el agua caliente es beneficiosa para la digestión, facilitando los movimientos del intestino, previniendo así el estreñimiento. El agua caliente mejora la circulación sanguínea, y participa en el buen funcionamiento del sistema nervioso, limitando los depósitos de grasas.


Categorías

Nutrición

Fausto Ramírez

Nacido en Málaga en 1965, Fausto Antonio Ramírez es colaborador asiduo en diferentes medios de comunicación digitales. Escritor de narrativa,... Ver perfil ›

Escribe un comentario