Los bebes alimentados con avena, son menos propensos al asma

image El riesgo a padecer asma en la niñez se reduce en casi dos tercios cuando los bebés son alimentados con avena antes de llegar a cinco meses de edad, según una nueva investigación lo ha demostrado.

Cuanto antes los niños incorporen la avena en su alimentación, menos probabilidades hay de que desarrollen la enfermedad respiratoria, así lo definió un estudio realizado por científicos de Finlandia.

El equipo de Finlandia, evaluó a casi 1.300 niños, cuyos padres participaron en un estudio de la dieta y el estilo de vida entre 1996 y 2000. Querían ver si ciertos alimentos o bien aumentaban el riesgo a padecer asma y la fiebre del heno o los reducían.

La investigación se ha centrado en cómo la dieta y el medio ambiente temprano en la vida, podrían afectar las posibilidades de un niño a desarrollar la enfermedad.

Pero a su vez el Departamento de Salud sobre alimentación infantil sigue recomendando la lactancia materna durante los primeros seis meses de vida, antes de la introducción de alimentos sólidos.


Escribe un comentario