Los asmáticos y la temporada invernal

Asma invernal

El otoño llega a su fin. Pronto daremos la bienvenida al invierno, y la temporada invernal es una de las más temidas por los asmáticos, ya que el frío y la humedad pueden hacer aflorar los síntomas de esta enfermedad.

Los síntomas del asma consisten en tos seca, opresión en el pecho y dificultad para respirar. Para prevenirlos durante este invierno, los expertos del Centro Europeo de la Fundación para la Investigación de las Alergias (ECARF) hacen una serie de recomendaciones.

El ECARF hace especial hincapié en que las personas que padecen asma beban entre dos y tres litros de agua diarios. Otra de las recomendaciones importantes es que durante el invierno no se abuse de la calefacción, intentando que la temperatura del hogar o la oficina no sobrepase los 20 ºC.

La prevención de estos molestos síntomas también pasa por que los asmáticos realicen varias ventilaciones de la habitación o la oficina al día, así como por que lleven a cabo de forma regular pruebas de función pulmonar y hagan un uso correcto y regular de los medicamentos, especialmente si son corticoides inhalados.


Escribe un comentario