Los alimentos fritos no son tan malos si se utiliza aceite de oliva

Patatas fritas

Los alimentos fritos se han relacionado con la hipertensión, el colesterol y la obesidad –factores de riesgo de enfermedades del corazón–, sin embargo, investigaciones realizadas sobre el aceite de oliva y girasol han desvinculado a estos de las enfermedades del corazón y de la muerte prematura.

El estudio, que se realizó en España, examinó los hábitos de cocina y la salud de casi 41.000 adultos, con unas edades comprendidas entre los 29 y los 69 años. Ninguno tenía una enfermedad cardíaca al inicio de este estudio de 11 años de duración.

Se les dividió en cuatro grupos distintos en función de la cantidad de alimentos fritos que consumían. Durante el período de seguimiento del estudio, se produjeron 606 eventos relacionados con enfermedades del corazón y 1.134 muertes. Sin embargo, no se observó ninguna relación entre el consumo de alimentos fritos y el riesgo de enfermedad coronaria o muerte.

Cabe señalar que estos resultados podrían no aplicarse a otros países, donde se utiliza con mayor frecuencia otros tipos de aceite, como los sólidos y reutilizados, los cuales absorben la grasa de los aceites, aumentando las calorías de las comidas.

Así que si resides en España o en algún otro país mediterráneo estás de suerte, ya que puedes freír con aceite de oliva y de girasol sin ningún temor a desarrollar enfermedades del corazón. Eso sí, hay que tener muy presente que esto no quiere decir que abusar de las frituras no tenga consecuencias para la salud. En la moderación está la clave, como siempre.


Escribe un comentario