Los aceites esenciales para conservar los alimentos

Aceite

Un nuevo estudio ha constatado que los aceites esenciales pueden ser unos buenos conservantes alimenticios en el embalaje para ayudar a prolongar la vida de los productos alimenticios. Los aceites esenciales son líquidos aceitosos aromáticos extraídos de diferentes partes de las plantas (raíz, corteza, hojas, semillas, frutos) y son una buena fuente de antioxidantes y antimicrobiana.

Un estudio ha sido publicado en el Journal of Food Science, sobre una gama de aceites esenciales y su capacidad para combatir las bacterias y los hongos que alteran la comida. Entre los aceites esenciales más potentes, encontramos el de orégano y el de tomillo, a la vez ricos en carvacrol y romero. Estos tres aceites esenciales tienen un amplio espectro de actividad antimicrobiana contra diferentes bacterias. El cilantro también es muy eficaz.

Los aceite esenciales pueden actuar como antioxidantes de diferentes maneras: sobre los radicales libres y por lo tanto para prevenir la oxidación (deterioro) de los alimentos.

Sin embargo, todos los tipos de aceites esenciales tienen un amplio espectro de acción. Los investigadores han demostrado que la bacteria Pseudomonas putida era resistente a los aceites esenciales de zanahoria y de perejil, así como las bacterias como el E. coli, y la Salmonella, que también son resistentes a los aceites esenciales de zanahoria, pomelo, limón, cebolla y perejil.


Escribe un comentario