Leche y sus diferentes tipos

Leche y sus diferenes tipos

En la actualidad las diferentes opciones que existen en cuanto a productos lácteos son impresionantes; enriquecidas, adicionadas y mejoradas son sólo algunas de las etiquetas presentes en cualquier marca de leche.

Adicionadas con ácido fólico, sin colesterol, enriquecidas con minerales, con fibra, con extra-calcio, bajas en grasa, para una cierta edad, etc.; cada tipo de leche cubre las necesidades de cada tipo de persona.

Llamadas leches funcionales, brindan beneficios al organismo, reducen riesgos de padecer enfermedades y otorgan los elementos que se necesitan de acuerdo al género y la edad.

Son de fácil consumo y presentan ventajas básicas como proteínas, calcio y vitaminas A y D. Sin embargo, sólo deben consumirlas las personas que en realidad necesitan lo que el producto ofrece pues un niño saludable, por ejemplo, no requiere ingerir un alimento descremado, libre de colesterol o adicionado con antioxidantes.

De igual forma, por lo general estos productos suelen presentar un costo extra, por lo que a menos que se sufra de una verdadera deficiencia mineral o vitamínica que se encuentra comprobada, no es necesario adquirir este tipo de alimentos.

De hecho, la leche por sí sola presenta ya bastantes beneficios pues fortalece los huesos, aporta proteínas y aminoácidos que ayudan al sistema inmunológico, así como al mantenimiento y formación de músculos. Asimismo, mejora la  resistencia de los tejidos, regula las funciones celulares, hormonales y sanguíneas.

No obstante, vale la pena aclarar –como en todo tipo de comida- que no debe existir un consumo excesivo de leche (o de productos lácteos en general) pues se ha visto que esto podría estar asociado a ciertas enfermedades.

Sin embargo un vaso al día, ya sea de leche normal o especializada, puede ayudar a mantener sano el organismo y a cubrir ciertos requerimientos nutricionales.


Escribe un comentario