Leche de vaca vs leche materna

03

La European Journal of Clinical Nutrición publicó una investigación sobre los efectos adversos de la leche de vaca en niños menores de cinco años, cuyos resultados demostraron que la leche de vaca tienen mayores niveles de sal, casi cuatro veces más que la leche materna.

Esta situación lleva a los expertos del mundo de la nutrición a recomendar que los bebés de menos de 12 meses eviten el consumo excesivo de leche de vaca. ¿Por qué?; el contenido excesivo de sal en los niños puede dañar los riñones y aumenta la presión sanguínea, lo cual se traduce en algo muy perjudicial para la salud.

El estudio señaló que la leche de vaca contiene 55 mg de sal por cada 100 ml, mientras que la leche materna contiene 15 miligramos por 100 mililitros. Por lo tanto los investigadores reafirman la importancia de la leche materna como alimentación exclusiva para los niños lactantes, especialmente los menores de 6 meses.

La leche materna contiene todos los nutrientes y líquidos necesarios para cumplir con toda la nutrición del bebé en los primeros 6 meses de vida. La leche materna es muy equilibrada, de modo que las proteínas, carbohidratos, grasas y minerales contenidos en ella hace que sea fácilmente digerible y nutritiva en su totalidad.

Los bebés amamantados, rara vez tienen exceso de peso, deshidratación, alergias o infecciones por bacterias, ya que esta comprobado que la lactancia materna proporciona una protección natural, por el drenaje de anticuerpos vitales de la madre hacia el bebé.


Escribe un comentario