Las vitaminas, un aporte indispensable para el organismo

Plato de verduras

A media que se conocen mejor las propiedades de las vitaminas, los aportes aconsejados son revaluados, y normalmente al alza. Pero, cada vez más estudios nos ponen sobre aviso: sí a una alimentación equilibrada, pero no a los complementos alimenticios, que pueden conllevar una sobredosis.

El descubrimiento de las vitaminas se remonta al siglo XX. En aquella época se describían estados de carencia total, como el escorbuto, un problema de hemorragia mortal observada por los navegantes a lo largo de su travesía que no consumían ni fruta ni verduras (y por lo tanto nada de Vitamina C). Las vitaminas fueron definidas como substancias esenciales para la vida, que hacía falta encontrar en la alimentación.Hoy en día, las vitaminas no causan ningún tipo de problema de carencia extrema, al menos en Occidente. Pero los investigadores ponen progresivamente en evidencia algunas de sus acciones hasta ahora desconocidas.

La vitamina A, indispensable para la visión, en estados de carencia conlleva una ceguera. También es conocida como la vitamina del crecimiento. Ahora sabemos que regula la expresión de más de 500 genes, intervinientes en la diferenciación y la renovación celular.

Algunos estudios están todavía en curso sobre la contribución en la función inmunitaria: estimularía la producción de anticuerpos y de linfocitos (glóbulos blancos). Sin embargo, un exceso de vitamina A podría favorecer la osteoporosis, desmineralización ósea acelerada por la menopausia de las mujeres.

Más información – El cuidado del organismo a través de las plantas


Escribe un comentario