Las vitaminas en los alimentos

Os hablamos muchas veces de lo ricas que son tal fruta en tal vitamina, pero ha llegado la hora de explicar de brevemente su importancia y que alimentos son ricos en ellos:

  • Vitamina A: su carencia en el organismo perturba la visión, causa adelgazamiento, fuerte malestar en las mujeres antes de la menstruación, nervios, insomnio, dolor de cabeza, nervios, insomnio, dolor de cabeza y en las mamas. Las células de la piel y mucosas se vuelven frágiles y el cabello pierde su vitalidad. El ajo, cebolla, tomate, limón, albaricoque, etc. son ricos en ella. 
  • Vitamina B: se encuentra en el trigo, el arroz, nueces y legumbres, y su carencia provoca molestias en el hígado e incluso la degeneración de las mucosas, gastrointestinales o respiratorias. 
  • Vitamina C: el repollo, tomate, rábano silvestre, perejil, perifollo, estrón, berros, cebolla son especialmente ricos en esta vitamina y su falta produce el conocido escorbuto, hemorragias, afecciones del tubo digestivo y debilidad muscular entre otras patologías. 
  • Vitamina D: es vital en el metabolismo del calcio, pues sin ella los huesos no pueden absorberlo, es por ello que su falta en el cuerpo provoca evidentemente raquitismo, descalcificación, retraso del crecimiento y calambres. Se encuentra en gran abundancia en legumbres verdes, que se recomienda cocer poco y haber expuesto al sol. 
  • Vitamina E: entre omuchas patologías se dice que causa impotencia, deficiencias en los órganos reproductivos, prurito vulvar y finalmente esterilidad. Las verduras y sobre todo en lechuga y berros son muy ricos en ella. 
  • Vitamina K: el repollo, espinacas, tomate, coliflor y zanahoria son muy ricos en ella y para el bebé son indispensables para evitar las hemorragias del lactante. 

Escribe un comentario