Las virtudes y beneficios del aceite esencial de lavanda

 Lavanda

El aceite esencial de lavanda, conocido por su alta tolerancia y sus múltiples usos, es indispensable para el cuidado de toda la familia. Cicatrizante, antiséptico, antiespasmódico, analgésico… Este aceite esencial es uno de esos productos indispensables que siempre deben tenerse a mano.

La lavanda se utiliza desde la Antigüedad por sus virtudes relajantes y desinfectantes. Su nombre se deriva del latín “lavare” puesto que los romanos lo utilizaban para perfumar sus baños. Cicatrizante, antiséptico, antiespasmódico, analgésico… sus numerosas virtudes han hecho de este aceite el rey de la aromaterapia moderna.

Si bien es cierto que se desaconseja su uso a mujeres embarazadas y a los bebés, al mismo nivel que cualquier otro aceite esencial, el aceite esencial de lavanda también es reconocido por su inocuidad, incluido en los niños.

Muchos productos incorporan aceite esencial de lavanda, pero normalmente suelen incluir otros ingredientes químicos y menor cantidad de lavanda natural. Para beneficiarse de todas sus virtudes, lo ideal es usar aceite esencial puro.

Más información – Aromaterapia y aceites esenciales


Categorías

Consejos

Fausto Ramírez

Nacido en Málaga en 1965, Fausto Antonio Ramírez es colaborador asiduo en diferentes medios de comunicación digitales. Escritor de narrativa,... Ver perfil ›

Escribe un comentario