Las virtudes de un buen masaje

masaje

El masaje es sinónimo de distensión y de relajación, pero también presentan otro tipo de efectos terapéuticos sobre el organismo. De hecho, un buen masaje ofrecido un terapeuta, es fuente de múltiples beneficios. Hace tiempo, los masajes eran más exclusivos y estaban reservado a unos pocos. Hoy en día, los masajes están al alcance de todos.

En función de las necesidades de cada persona y de los efectos buscados, se elige un tipo determinado de masaje. Los más populares son sin duda los masajes suecos, pero también se puede probar un masaje californiano, shiatsu, tailandés, ayurvédico, con piedras calientes, watsu, o a cuatro manos.

Entre los beneficios que se le atribuyen a los masajes destaca:

  • La disminución de la presión arterial.
  • La relajación y reducción del estrés.
  • La rehabilitación de un daño deportivo.
  • La disminución de las tensiones y dolores de cabeza.
  • El tratamiento de dolores musculares.
  • La mejora de la digestión.
  • La protección del sistema inmunitario.
  • El tratamiento del cáncer para disminuir el estrés durante el tratamiento.

Los masajes trabajan la relajación, y el alivio de dolores crónicos, pero también sirven para prevenir. Unos de los músculos más afectados habitualmente son los de los omoplatos. Para comprender cómo funcionan los músculos, se tienen que comparar con un regulador de la luz. Se contraen para enviar sangre al músculo y se relajan para hacer salir la sangre del músculo. Como los músculos alrededor de los omoplatos siempre están contraídos, aprisionan los residuos metabólicos, impidiendo que salga la sangre.

Se trata pues de una forma de autointoxicación. Masajeando el cuerpo, y los huesos, se consigue mantener o recuperar la flexibilidad del movimiento y se favorece una mejor circulación sanguínea.


Categorías

Enfermedades

Fausto Ramírez

Nacido en Málaga en 1965, Fausto Antonio Ramírez es colaborador asiduo en diferentes medios de comunicación digitales. Escritor de narrativa,... Ver perfil ›

Escribe un comentario