Las verdades sobre el vientre plano

vientre plano

Las mujeres tienen mayor facilidad para desarrollar un vientre plano que los hombres. La razón es sencilla ya que existen 2 tipos de grasas. La grasa subcutánea, la que se encuentra entre los músculos y la piel es la grasa visceral, y son las grasas que envuelven los órganos. Son grasas que no se ven, porque se encuentran en el interior del cuerpo. Los hombres almacenan sus grasas en grandes zonas alrededor de las vísceras.

Es por esta razón por lo que es más normal ver a hombres con barriga prominente que a mujeres. Por consiguiente, con el fin de tener un vientre plano, es esencial perder la grasa subcutánea a través de un equilibrio alimenticio y la grasa visceral se reducirá igualmente de manera directa e indirecta. El músculo no se transforma en grasa ni viceversa. Cuanto más grasa subcutánea se pierda, más plano estará el estómago, y una definición abdominal puede surgir si se tiene una tasa grasa débil y una alimentación sana.

Las personas deseosas de desarrollar un vientre plano tienen tendencia a efectuar decenas de series de abdominales como el crunch. ¿Realmente sirven? Ejercer los abdominales hará que se pierda grasa localizada, es decir únicamente a nivel de la cintura abdominal. De hecho, esto no está demostrado. O se pierde la grasa y esto se realiza sobre todo el cuerpo, o no se pierde.

No se puede elegir realmente la zona sobre la cual se pretende oxidar grasa. En cualquier caso, hacer ejercicios de abdominales servirá para tener un gasto calórico que ayudará en la pérdida de grasa, aumentar músculo, lo que aumentará el desgaste calórico diario y a mantener una buena salud. Por lo tanto, se pueden realizar ejercicios de abdominales, pero es más eficaz realizar una actividad física que haga que se pierdan más calorías.


Categorías

Nutrición

Fausto Ramírez

Nacido en Málaga en 1965, Fausto Antonio Ramírez es colaborador asiduo en diferentes medios de comunicación digitales. Escritor de narrativa,... Ver perfil ›

Escribe un comentario