Las ventajas de la cocina bio

 Agricultores bio

No hace falta que os lo penséis durante más tiempo, las razones para pasaros a la cocina bio están demostradas más que de sobra. En efecto, comiendo bio, uno se beneficia de muchas de las virtudes de la naturaleza, sin pesticidas, ni otro tipo de productos nocivos para la salud.

Gracias al cultivo sin productos químicos, podemos disfrutar de todas las vitaminas que se concentran en la piel de la fruta o en la cáscara de los cereales. Con los productos bio, podemos comer con piel una manzana, y consumir cereales integrales sin ningún tipo de peligro.

Si estábamos cansados de comer siempre lo mismo, gracias a la cocina bio, tenemos la oportunidad de gustar nuevos sabores y nuevas texturas. Por ejemplo, en vez de confeccionar un postre a base de leche de vaca, se pueden variar los ingredientes con las leches vegetales, como la leche de arroz, o la leche de almendras.

Este tipo de cocina bio nos permite realizar nuevas experiencias gustativas. Además, eligiendo productos bio, exentos de productos químicos, estamos protegiendo la tierra de una contaminación irreparable. De igual modo, el agua se salvaguarda de la contaminación, impidiendo que otros animales ingieran este tipo de añadidos tóxicos. Es el momento de reaccionar, y trabajar activamente por el entorno.

Para aquéllos que deseen someterse a una dieta de adelgazamiento, la cocina bio os ayudará a perder más fácilmente esos kilos que os sobran. En efecto, con la cocina bio, se puede reemplazar la harina, las sodas y los azúcares por productos mucho más nutritivos, y ricos. La cocina bio se asimila fácilmente por el organismo, y limita así que se acumulen en el cuerpo esos kilos de más de los que tanto nos cuesta luego desprendernos.

Más información – Embarazo y vida sana


Escribe un comentario