Las ventajas de comer carbohidratos por la noche

pan

La mayoría de programas de nutrición recomiendan no comer carbohidratos por la noche o como mínimo limitar su ingesta, sin embargo, desde muchos puntos de vista ingerirlos durante la noche tiene más sentido que hacerlo durante el día; uno de ellos es el psicológico.

En la actualidad se tiende a estructurar las dietas de una forma decreciente, es decir, que comienza con un desayuno alto en calorías y termina con una cena ligera, pero algunos expertos indican que así podríamos estar haciendo un flaco favor a nuestra mente. Y es que para que nuestro cerebro funcione a pleno rendimiento necesita que el sacrificio anteceda a la recompensa y no al contrario. Los expertos afirman que si dejamos los carbohidratos para la cena, nos será más sencillo comer ligero durante el día y llevar una dieta sana y equilibrada.

Aumento de la capacidad de atención

Una vez nos acostumbramos a comer carbohidratos por la noche, la adrenalina se dispara aumentando nuestra capacidad de atención, lo que nos hará estar mejor preparados para afrontar los retos diarios.

Mejor descanso

Es posible que hayas notado que los carbohidratos del desayuno o de la comida te dejan cansado, aletargado y con cierta incapacidad para pensar o concentrarte. Durante el día puede ser una faena, pero si los ingerimos por la noche, cuando es natural que queramos relajarnos para meternos en la cama en un par de horas, representa una gran ventaja para descansar correctamente dado que además desencadenan la liberación de serotonina, que nos hace sentir a gusto e induce el sueño. Esta es la razón por la que muchos deportistas que entrenan duro durante el día y tratan de no comer carbohidratos por la noche, se quejan de insomnio.


Escribe un comentario