0

Las ventajas de cocinar al vapor

meneame_share

 nutri8 Las ventajas de cocinar al vapor

El vapor desprendido por un líquido en ebullición contribuye a cocer suavemente y uniformemente todos los alimentos colocados en un recipiente o un electrodoméstico de cocción al vapor. Este tipo de cocción tiene la ventaja de conservar la textura, los aroma y los sabores de los alimentos.

Las verduras consiguen mantener su textura crujiente, las carnes se mantienen tiernas, y no se secan, el pescado no pierde sus propiedades, las grasas de las carnes y de los pescados se disuelven. Los alimentos no se queman, en el peor de los casos, estarán demasiado cocidos.

Dado que la temperatura de la cocción no supera los 100º C, la cocción al vapor conserva igualmente las vitaminas y las sales minerales contenidas en los alimentos. El agua de la cocción de las verduras y las carnes contiene mucho calcio.

Esta forma de cocina es buena para la salud, y muy recomendable en los regímenes de adelgazamiento, puesto que los platos no contienen nada de grasa y la cocción no requiere que se añada aceite. Un poco de aceite de oliva puede ser incorporada para condimentar cada plato.

Las especias y las hierbas se impregnan fácilmente en los alimentos durante la cocción al vapor: no dudéis a la hora de añadirlas a los ingredientes que se van a cocer, o en el agua de la cocción. También podéis reemplazar el agua de la cocción por un caldo, un fumé de pescado, o vino blanco.

Elegid cuidadosamente los alimentos que vayáis a cocer al vapor: las verduras, el pescado, las aves, raviolis, o carnes magras, puesto que se prestan a este tipo de cocción. Es preferible no cocer al vapor las carnes duras, la carne roja y las recetas que deben quedar más crujientes.

Más información – Cómo cocinar de manera más ligera


meneame_share

Escribe un comentario