Las sopas, un alimento ideal para adelgazar

 Sopa

Para los frioleros o los que tienen mucha hambre, un sopa de verduras o de cereales es una cura ideal poco frustrante y sobretodo caliente. Las sopas permiten agradablemente sustituir a una comida cuando se sufre por culpa de una resaca, o simplemente después de una jornada demasiado copiosa en alimentos diferentes, o cuando hay sobrecarga grasa.

Las sopas de verduras reducen la acidez del organismo y dejan la energía suficiente para afrontar el final del invierno. También se pueden mezclar todas las verduras que más os gustan (salvo tomates, que son demasiado ácidos).

Energética y nutritiva, la cura de cereales, ideal tras algunas comidas copiosas, ayuda a drenar las toxinas fuera del sistema digestivo, sin provocar hambre.

Se puede elegir entre arroz semiintegral (el arroz integral suele irritar y el arroz blanco se asimila demasiado pronto por el organismo, a parte de haber perdido sus nutrientes), trigo sarraceno, mijo (cereales sin gluten, puesto que este tiene tendencia a contaminar el sistema digestivo). También se pueden aliñar los cereales (salsa de soja, sésamo, hierbas aromáticas…) y comer galletas de arroz en el desayuno.

Pero cuidado, una vez que la cura se ha terminado, no se deben comer frutas crudas durante al menos 48 horas, para evitar riesgos de fermentación intestinal.


Categorías

Nutrición

Fausto Ramírez

Nacido en Málaga en 1965, Fausto Antonio Ramírez es colaborador asiduo en diferentes medios de comunicación digitales. Escritor de narrativa,... Ver perfil ›

Un comentario

  1.   Susana dijo

    Excel lo de la sopa

Escribe un comentario