Las propiedades terapéuticas y curativas del agua

tomando-agua

Al parecer el sonido del agua que corre tiene un efecto tranquilizante que reduce el estrés. Nos ayuda igualmente a concentrarnos mejor. No se trata de hecho de un descubrimiento reciente. Los árabes lo sabían ya desde hace siglos, y es habitual visitar casas con fuentes o pequeños canales que permiten que el agua corra.

El agua de mar, por tanto salada, tiene propiedades curativas relajantes. Como todo el mundo sabe, el agua de mar se utiliza sobre todo hoy en día para la preparación de diversos productos hidratantes, pero también tiene un efecto antiséptico importante sobre las lesiones superficiales.

Las aguas termales se suelen recomendar para curar diversas afecciones. Sus propiedades son debidas a los diferentes elementos naturales que contienen y que son buenos para el organismo. Además, estas aguas calientes alcanzan altas temperaturas que sirven para eliminar los virus y permiten una mejor oxigenación. Además estas aguas termales son buenas para la piel puesto que mejoran su estado.

Veamos a grandes rasgos las afecciones por las cuales las aguas termales están indicadas:

Reumatismos, desórdenes metabólicos como la gota, la diabetes o la obesidad. Problemas gastrointestinales, ciertas enfermedades respiratorias, problemas circulatorios, secuelas de un traumatismo, problemas ginecológicos, el agua puede servir para recuperar la motricidad.


Categorías

Nutrición

Fausto Ramírez

Nacido en Málaga en 1965, Fausto Antonio Ramírez es colaborador asiduo en diferentes medios de comunicación digitales. Escritor de narrativa,... Ver perfil ›

Escribe un comentario