Las infecciones bacterianas y sus síntomas

Es fundamental que la flora intestinal se encuentre en óptimas condiciones para evitar la entrada de infecciones de origen bacteriano, sobre todo bacterias como la neumonía ya que sólo parece ser que pueden entrar al organismo humano vía intestinal. Hay que tener siempre en cuenta que cuando la infección bacteriana es grave, con picos de fiebre siempre es interesante recurrir a un antibiótico, porque es mejor prevenir y asegurar la destrucción de la bacteria y después del antibiótico es imprescindible la administración de un probiótico (Darmocare Pro).

Los síntomas de una infección incluyen, calor, enrojecimiento e hinchazón localizados, supuración, mal olor y dolor al tacto. En casos más graves, los síntomas pueden incluir fiebre, escalofríos, náuseas, vómito, diarrea y fatiga.


Escribe un comentario