Las fibras alimenticias favorecen la digestión

 Fibras

Las fibras alimenticias corresponden a la parte de los vegetales que no es digerida y no absorbida por el tubo digestivo. Estas particularidades de las fibras alimenticias son favorables al organismo, mejorando concretamente el tránsito intestinal. Las fibras facilitan la eliminación de sustancias tóxicas y carcinógenas, reducen la tasa de colesterol y la absorción de glucosa.

Resultado, las fibras alimenticias tienen muchos efectos positivos sobre la salud, reduciendo los riesgos de enfermedades cardiovasculares, cáncer, diabetes y obesidad.

Todavía más el consumo de fibras alimenticias se acompaña de una reducción de la mortalidad global como lo demuestra un estudio realizado sobre 220.000 hombre y 170.000 mujeres a lo largo de 10 años.

La cantidad de fibras alimenticias consumidas por cada personas fue evaluada gracias a unos cuestionarios. El resultado indicó lo siguiente: el 20% de los participantes que consumían mayor cantidad de fibras alimenticias disminuyeron el riesgo de mortalidad global en un 22% con relación a los pequeños consumidores de fibras. En cuanto a los riesgos de muerte por enfermedad cardiovascular, infecciosas y respiratorias, la disminución es de 24 a 56% en los hombres y de 34 a 59% en las mujeres.

Más información – El régimen de las fibras, ventajas e inconvenientes


Escribe un comentario